La Contaminación Cruzada -Conceptos básicos para el Control de Plagas-

Cabría preguntarse por qué el control de plagas está enmarcado dentro de un servicio de Salud Pública. Para empezar a prestigiar el sector de una vez.

La respuesta es clara y concisa: las plagas producen ENFERMEDADES. Si no comprendes esto, mejor que no estés en el sector. También producen daños económicos y alteran la calidad de vida, pero hay que establecer el orden de prioridad

Partiendo de esta base, hay un concepto en la Industria Alimentaria, que se debe entender muy bien y espero que esté en todos los cursos de nivel 2 y Nivel 3 de entre 300 a 500 hora de formación que se están realizando, se estén dando a entender bien, aunque permíteme dudarlo.

El concepto es la Contaminación Cruzada.

La cosa va así:

Cucarachas-roedores-contaminación cruzada-enfermedad (toxiinfección alimentaria).

Parece simple, existe mucha bibliografía al respecto, pero hay mucha miga y por eso casi podría ser un tema dentro de un curso de Control de Plagas. Y debería serlo. De la simple definición anterior un controlador de plagas debería estar alerta a contaminantes biológicos, que quiere decir microorganismos “bacterias, virus, hongos, nematodos, etc.” ahora hablaremos de ellos y debería estar alerta a ambiente de manipulación de los alimentos, cuántas cocinas realizamos en nuestros servicios de bares, restaurantes, colegios, guarderías, cocinas industriales e incluso fábricas de procesado de alimentos.

En ningún caso me refiero a contaminación química, que es por lo que se nos conoce en la prensa, pero que es anecdótico dentro de nuestro sector, creo pensar. Todo el tema se puede desarrollar mucho más, pero solo voy a entrar en conceptos básicos y doy otro que se podría considerar Contaminación Cruzada indirecta.

Si miramos los boletines epidemiológicos por comunidad o estatales, siempre veremos que existen unos cuantos microorganismos que intervienen en las toxiinfecciones alimentaria, estos son:

Ahí están parece que no vayan con nosotros con los controladores de plagas, craso error, van directamente ligado a la desinsectación y desinfección que tu haces. Y la industria alimentaria y el conocimiento existente en seguridad alimentaria tampoco hace mucho caso de que esos casos vengan directamente producidos por las plagas.

En todos nuestros cursos de aplicador de plagas ya sean los anteriores o los actuales, nos dan la parte biológica de las principales plagas, pasamos a través de ellas, pero quizás no vemos la importancia de las enfermedades que transmiten.

Enfermedades transmitidas por múridos.

Enfermedades transmitidas por blátidos.

Estos son dos recortes. Cada curso da su ficha de biología y sus enfermedades y tampoco quiero entrar aquí en las que transmiten las moscas, pero la cosa no es halagüeña.

Yo no sé, pero existen unas extrañas o no tan extrañas coincidencias entre los principales microorganismos productores de intoxicaciones y las plagas más comunes que nos encontramos en la industria alimentaria.

Y por el contrario, no he escuchado ningún caso, principalmente por el altavoz de la prensa, de que una toxiinfección alimentaria o una enfermedad sea causada por algunos de nuestros principales vectores. Yo lo achaco a dos factores:

  1. No tienen en cuenta los ojos del profesional experto y me estoy refiriendo a nosotros los controladores de plagas (será motivo de otro post). No sé si los inspectores están capacitados a nivel conocimiento de las plagas y experiencia de donde se ubican dentro de una instalación. Un foco de cucaracha alemana, no lo vas a identificar por el día encima de los alimentos o debajo de una mesa de preparación de alimentos o una barra de un bar, cosa que un profesional de plagas, sí lo hará. (Con sus matices si la infestación es muy grande, también pueden salir por el día a alimentarse de sus nidos agregados). Pero esto tampoco lo sabe el inspector.
  2. En estos casos cuando se realiza un análisis microbiológico de por qué ha existido un caso de toxiinfección, la muestra posiblemente la cojan de una superficie de preparación o utensilio de cocina, un alimento o las manos del manipulador. Posiblemente si en esa muestra encuentran el microrganismo dirán que es positivo. Pero en cuántos de estos casos dirán que la contaminacion- toxiinfeccion es producida porque la noche anterior sobre la mesa del manipulador de alimentos han habido presencia de cucarachas, roedores o moscas por encima de ella extendiendo el patógeno. Yo diría aquí que es más de los que pensamos, pero no creo que existan ni estudios ni estadísticas.

Debemos de empezar a prestigiar el Sector y a ser profesionales y saber vendernos porque son necesarios nuestros servicios, todo lo contrario que el camino que estamos tomando, viendo como está el mercado de la hostelería, somos un servicio de salud por todo lo anterior y el cliente lo debe saber y no estar interesado en el siguiente “matacucarachas” que venga por su local para rebajarle el número de servicios y por supuesto el precio.

Debemos ser siempre profesionales y sabiendo la importancia de lo que conocemos y hacemos y saber transmitirlo al cliente. Nuestra profesión no tiene grandes requisitos para entrar en ella, pero no por ello debemos ser menos exigentes con nuestro trabajo. Cuando alguien decide montar una empresa de control de plagas, la hostelería es el eslabón más débil por donde se pueden empezar a hacer clientes. Pero no podemos cargarnos toda la profesión y desprestigiarla con estas prácticas. Pues al final el cliente y la administración hará con nosotros lo que quieran. Y los profesionales estamos aquí para otra cosa.

Luis Lozano

Responsable  Técnico

www.sigeam.com

sigeam.info

SIGEAM colabora en el curso de Nivel 2 de biocidas

SIGEAM colabora en el curso de Nivel 2 de biocidas

Luis Lozano, Director Técnico de SIGEAM SL

El pasado jueves 21, SIGEAM SL participó en el curso para la obtención del Certificado de Profesionalidad de Nivel 2 de Biocidas que se está llevando a cabo en el CIFO de Santa Coloma de Gramenet (Barclona). Fuimos invitados por Juan María Pérez, tutor del curso, para dar una charla sobre gestión documental. Luis Lozano, nuestro Director Técnico, explicó toda la documentación que es requerida en la actualidad para la realización de servicios de control de plagas. Explicó lo que piden las Administraciones que, en algunos casos, puede variar dependiendo de qué Administración las solicite. También explicó el trabajo realizado por ADEPAP, asocicación de control de plagas de Catalunya, para establecer una documentación de mínimos compartida por todo el sector. Y finalizó la charla mostrando las posibilidades de las nuevas tecnologías en la gestión del día a día.

Luis Lozano, Director Técnico de SIGEAM SL, en el CIFO de Santa Coloma de Gramenet.

Luis Lozano, Director Técnico de SIGEAM SL, en el CIFO de Santa Coloma de Gramenet.

Extrayendo datos falsos ” Roedores Disecación”

Durante mucho tiempo  circulaba en el sector un dato, que los productos rodenticidas, los considerados ya anti coagulantes, contenían un producto que hacía que el roedor al ingerirlo y morir quedaban disecados y no olían, sobre todo se utilizaba como estrategia comercial pàra que el cliente se quedará más tranquilo.

Por la experiencia laboral de 20 años, he comprobado que esto no era así, un ratón de poco peso posiblemente no huela, pero una rata de tamaño mediano o grande y peso standart, si muere por ingerir rodenticida anti coagulante, puede provocarte putrefacción, olor y por supuesto muchas moscas.

Intentando conseguir información técnica sobre este supuesto producto “disecante” que se añadía a los rodenticidas, no he podido encontrar ninguna referencia que indique que existiera, si se añaden el Benzoato de denatonio “Bitrex” sustancia amarga para evitar intoxicaciones  y otros colorantes, etc. pero ni rastro del famoso disecante.

Con lo cual si nadie dice lo contrario y aporta las pruebas, extraemos el dato falso de sector, siempre hablamos de los anticoagulantes, no se que poder disecante tenía la estricnina u otros rodenticidas anteriores.

 


Chinches de cama en hoteles

Como bien sabemos, desde hace una década no dejan de aumentar los casos de afectación por chinches de cama (Cimex lectularius). En grandes ciudades y zonas turísticas se encuentran muy presentes. Y poco a poco van llegando a todos los rincones llevadas involuntariamente por las personas.

En el vídeo se pueden ver los faldones de una cama de hotel. Sucede que, hasta que el personal del propio hotel se dan cuenta de la infestación, las personas que han estado durmiendo probablemente se hayan llevado las chinches a casa. Es por ello que se hace necesario implementar en los hoteles un plan de inspecciones periódicas y formar a todo el personal en su detección. Por lo pronto, como mínimo hay que realizar una revisión de todas las habitaciones una vez al año. Y tratar todas aquellas de las que se sospeche su presencia.

Es recomendable si dormimos en un hotel dedicar cinco minutos a inspeccionar la habitación. Nada más entrar, hay que dejar las maletas en el lavabo. Y entonces proceder a inspeccionar las cama, mesitas de noche y cabecero buscando excrementos, mudas o ejemplares vivos. Puede parecer exagerado, pero la prevención evitará que vivamos el drama de tener chinches en nuestra casa.

Control Integrado de Plagas “Curiosidades”

Hoy en día tenemos la metodología del Control Integrado de Plagas (CIP) en nuestros distintos procedimientos y normativas. Podemos utilizar medios mecánicos, físicos, químicos o biológicos. Pero hubo un tiempo pasado en que no estaban disponibles todos los medios y había que agudizar el ingenio con lo que se tenía. Vemos algún ejemplo.

Tenemos el caso de los hórreos, típicos de algunas regiones, que son construcciones destinadas a guardar y conservar los alimentos alejados de la humedad y de los animales para mantenerlos en un estado óptimo para su consumo.

Un elemento clave de esta construcciones es la “pegollera”, término asturiano para nombrar la piedra lisa y plana que se sitúa sobre el “pegollu” o columna que soporta el hórreo. Su función era de que no pudieran acceder al granero los animalillos menores desde el suelo, principalmente roedores. Un buen sistema constructivo para el control de organismos nocivos.

 

Evania appendigaster

Evania appendigaster

Avispa parasitoide de las ootecas de cucaracha.

Existe un insecto que habita en nuestras ciudades y que es un aliado en el control de cucarachas. Es una avispa parasitoide de las ootecas (paquetes de huevos) de la cucarachas llamada llamada Evania (familia Evaniidae). Su ciclo de reproducción está ligada a las cucarachas. Y si estas no existieran, nuestra avispa tampoco. Las hembras de esta especie buscan ootecas que acaben de ser gestadas y depositadas sobre una superficie. Cuando encuentra la ooteca, se posa encima y pone un huevo en su interior. La larva naciente se alimentará de los huevos que forman la ooteca hasta transformarse en un adulto.

Como decíamos, las evanias dependen de las ootecas de cucaracha americana (Periplaneta americana) y cucaracha oriental (Blatta orientalis), razón por la cual son especialmente abundantes a partir del verano. Es habitual levantar una tapa de cloaca o de un registro de albañal y ver merodeando algunas evanias. Hay que agradecer la presencia de este inofensivo animal para las personas. Aunque su presencia no sirve para realizar un control de cucarachas.

Existen varias especies de Evanias, siendo Evania appendigaster la más conocida. Tiene un cuerpo negro del que negro del cual destacan los ojos de color turquesa y un largo peciolo abdominal, al cual debe su nombre: ‘appendi’ (apéndice) más’ gáster’ (abdomen).

 

Avispa parasitoide de las ootecas de cucaracha.

Las “otras” cucarachas

Las “otras” cucarachas

Figura 1. Cucaracha silvestre Ectobius pallidus.

En Catalunya tenemos tres especies de cucarachas (Blattodea) adaptadas a la vida urbana. Estas son la cucaracha alemana (Blattella germanica), la cucaracha oriental (Blatta orientalis) y la cucaracha americana (Periplaneta americana). Estas especies se encuentran muy presenten y bien distribuidas. La primera se desarrolla en el interior de las casas cerca de los alimentos. Y las otras se desarrollan en el alcantarillado y subterráneos, ya que necesitan mucha humedad. Y con la llegada del buen tiempo, hacen sus incursiones al interior de las casas buscando nuevos espacios para colonizar.

Junto a estas dos cucarachas, se encuentran otras también en el ámbito urbano, aunque en menor medida. Está la cucaracha de banda marrón (Supella longipalpa), que se desarrolla también solo en el interior de las casas. Y también otra recientemente descubierta como la cucaracha de Surinam (Pyncnoscelus surinamensis) que se desarrolla en la tierra.

Pues bien, todas estas especies urbanas de cucarachas tienen como denominador común que son especies exóticas llevadas por el hombre de un continente a otro. Esto significa que estas especies consideradas plagas las hemos creado nosotros seleccionando unas pocas de las muchas que hemos ido llevando de manera accidental.

Cucaracha silvestre Loboptera decipiens.

Sin embargo, en nuestro territorio existen otras cucarachas que no son exóticas, sino autóctonas, y que viven en el medio natural. Son insectos nocturnos que son fáciles de encontrar si removemos la hojarasca de algún bosque húmedo. De todas estas especies, hay dos que se pueden encontrar alrededor de las casas como Ectobius pallidus (figura 1) y Loboptera decipiens (figura 2). Solo se desarrollan fuera de las casas. Aunque, en ocasiones, se las puede encontrar en interiores de manera accidental entrar por error. Y por su forma son confundidas con cucarachas urbanas consideradas plaga. E. pallidus se puede confundir con B. germanica. Y L. decipiens se puede confundir con estadios ninfales de B. orientalis.

Cada año nos encontramos con algún caso en el que el cliente solicita nuestros servicios pensando que tiene un problema en casa, cuando en realidad no lo tiene. SIGEAM S.L. realiza sus presupuestos mediante una inspección en el cliente y la elaboración de un Diagnóstico de Situación siguiendo las norma UNE 171210 y EN 16636. En cada documento se constata nuestra larga experiencia en el campo de la Sanidad Ambiental.