Muchos milpiés

Fig 1. Milpiés por toda una pared./ SIGEAM, 2014

Este año ha sido un verano un poco más lluvioso de la cuenta. Y esto tiene sus aspectos buenos y malos para el control de plagas. Por una parte, hemos tenido menos avisos sobre presencia de cucarachas. Por otra, algunas plagas como los mosquitos lo han tenido bien para desarrollarse. Algunos insectos no considerados plaga también se han reproducido a gusto. Este es el caso de los miriápodos que han tenido más humedad y materia orgánica de la cual alimentarse.

Este verano nos hemos encontrado con una proliferación importante de milpiés. En algunos lugares han llegado a convertirse en un problema. En las fotografías se puede ver un ejemplo de ello. En la primera imagen se puede ver una pared que rodea un terreno no urbanizado. La maleza que ha crecido en el interior al amparo de la pared ha permitido que cientos de milpiés campen a sus anchas. Durante el día van saliendo y atraviesan la calle hasta llegar a los edificios vecinos. Luego entran en las casas por cualquier rendija. Algún vecino comentó que los había encontrado en su vivienda situada en una cuarta planta.

SIGEAM S.L.

Fig 2. Milpiés por toda una pared./ SIGEAM, 2014

Fig 3. Milpiés por toda una pared./ SIGEAM, 2014

Fig 4. Milpiés./ SIGEAM, 2014

Fig 5. Milpiés en la parte superior de la pared./ SIGEAM, 2014

Fig 6. Milpiés./ SIGEAM, 2014

Fig 7. Milpiés./ SIGEAM, 2014